Donación voluntaria de sangre

Dr. Joel Alberto Badell Luzardo | 15 mayo, 2015

El desarrollo de un país depende de la salud de sus habitantes, de tal forma que todas y cada una de las acciones que lleven a mejorarla directa o indirectamente deben ser acogidas con gran interés. Es razonable entonces que debemos establecer estrategias para lograr dichos fines, y dentro de ello contar con sangre segura y oportuna para quien la necesite en nuestro Estado, toda que aun no se cuenta con ella en forma adecuada y dentro de un verdadero programa de “Donación voluntaria de sangre”.


Donación voluntaria de sangre

La “Donación voluntaria de sangre” es aquella en la cual una persona se decide a hacerlo para quien la necesita y  no va dirigida a alguien en particular bien sea familiar o amigo, es una modalidad de recolección de sangre que existe en un cien por ciento en algunos países como Estados Unidos, Reino Unido, España y otros. Es preciso establecer y dar información que justifique tal modalidad, hecho que está ampliamente fundamentado  en la evidencia médica, legal y normativa.

En México tal y como lo expresa el Programa nacional para promover la donación voluntaria de sangre, podemos ver que la donación de reposición es el sistema actual de recolección de sangre y existe sólo un 4% de donación voluntaria como tal.

Por lo anterior, en Sonora al igual que en el resto del país es necesario continuar impulsando la donación voluntaria, para lo que se han hecho esfuerzos muy importantes a través de sus instituciones responsables desde hace años, pero requiere el esfuerzo de todos para llegar a la meta que aun no se ha obtenido y preguntarnos, si alguna vez hemos donado sangre y si no, por qué no lo hemos hecho?, ¿Por qué es posible lograr cubrir la necesidad de sangre y derivados en otros países, con donantes verdaderamente voluntarios y por qué en Sonora no?

Si revisamos de nuevo el Programa nacional para promover la donación voluntaria de sangre en su introducción establece lo siguiente:

- La sangre es un asunto de seguridad nacional y forma parte del blindaje sanitario.

- La falta de donadores voluntarios en México aumenta el riesgo de transmisión de agentes infecciosos por transfusión.

- La falta de donación voluntaria de sangre es un hecho de tal gravedad que precisa la acción coordinada del conjunto de instituciones del Estado mexicano para incrementarla.

También establece pautas para lograr esta meta, entre ellas  están: 

 - Desarrollar servicios de sangre atractivos con calidad y trato digno para los donadores.

 - Exhortar la donación voluntaria de sangre.

- Motivar a los donadores voluntarios a integrar organizaciones de donadores de sangre.

 - Organizar campañas de donación  por medio de las organizaciones.

La percepción que tiene la población en general de la donación de reposición como el mecanismo para mantener la disponibilidad de las reservas de los bancos de sangre, impide que la población incluya la donación voluntaria entre sus prioridades.

Por lo que le hacemos un llamado a todos, personal de salud y sociedad civil para colaborar en forma directa o indirecta con los programas de donación voluntaria existentes y convencer a otros de hacerlo también, medida que puede directamente “salvar vidas”,  de otros e incluso la nuestra.

Dr. Joel Alberto Badell Luzardo

Hematología y Medicina Interna

Responsable Sanitario del Banco de Sangre de Clínica del Noroeste

Consultorio 120

Tel 662  2564170