Importancia de la evaluación nutricional en el paciente hospitalizado

L.C.N. Patricia Ramos Cons | 22 julio, 2016

La evaluación nutricional es un proceso para identificar características asociadas con problemas alimentarios o nutricionales, normalmente se define como: “un enfoque integral para determinar el estado nutricio mediante la historia médica, nutricional y farmacológica; el examen físico, las dimensiones corporales y los datos de laboratorio”.


Importancia de la evaluación nutricional en el paciente hospitalizado

En caso de que la prueba nutricional realizada en los pacientes revele un riesgo de desnutrición, se debería realizar una evaluación más profunda de las causas de la desnutrición relacionada con enfermedades. La evaluación nutricional es crucial para comprender por completo la condición del paciente y desarrollar un plan de cuidados de nutrición específico.

 

Evaluación global subjetiva

La Evaluación Global Subjetiva (Subjective Global Assessment, SGA) es una herramienta de evaluación no invasiva que ha demostrado ser altamente predictiva de complicaciones asociadas a la nutrición. La SGA no sólo considera las alteraciones en la composición corporal, sino también los cambios en la función psicológica. La SGA debería realizarse teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Existen algunas consideraciones clínicas de los efectos relacionados a la enfermedad como son el impacto de la cirugía, el tratamiento o la medicación.
  • Las señales físicas de la malnutrición, pueden ser un mal estado físico y psicosocial, la pérdida de la grasa subcutánea o la masa muscular, dificultad para respirar, movilidad o la cicatrización pobre de heridas.
  • Aspectos dietéticos se debe analizar el presente y pasado del consumo de líquidos, ya que estos factores influencian los requerimientos nutricionales.
  • Medidas corporales como el peso y la talla, y en algunos casos la composición corporal (IMC, agua corporal, grasa y masa libre de grasa)
  • Los indicadores hematológicos y bioquímicos como lo son las desviaciones de los resultados normales en relación a un conteo completo de la sangre, urea y electrolitos, pruebas de función renal y hepáticas.

En caso de que un paciente reciba una SGA de clasificación “A”, se consideran bien nutrido; una SGA de clasificación “B” indica un paciente moderadamente desnutrido; o una SGA de clasificación “C” refleja un paciente severamente desnutrido.

Este método de evaluación se realiza en cada uno de los pacientes hospitalizados en Clínica el Noroeste, de esta forma garantizamos prevención de riesgos por desnutrición, un óptimo cuidado al paciente y se brinda un plan de cuidados y recomendaciones nutricionales personales con un enfoque multidisciplinario para el bienestar del paciente.

Si necesita más información sobre este tema puede contactar a la L.C.N. Patrica Ramos Cons (cédula 024096) en el correo nutriologapatriciaramos@gmail.com