Directorio

citas o estudios médicos (662) 108 0900

Llamar

síguenos en

Consejos y acciones para cuidar el medio ambiente, iniciemos en casa

Dr. Ricardo Franco Hernández

Este articulo tiene como propósito exponer la implicación de los seres humanos en el deterioro ambiental y como todo esto está repercutiendo negativamente en la salud del ser humano.
“… Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el Hombre. Ahora tomamos conciencia de este problema cuando casi es tarde para impedirlo… “desaparezca el hambre y no el hombre”. http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1992/esp/f120692e.html

El problema del desarrollo sobre la base de la conservación de la riqueza natural y la herencia cultural de los pueblos y naciones, reclama una verdadera transformación del saber ambiental, no sólo en el sentido de las exigencias, en el manejo integral de los recursos naturales, sino de la aparición de una nueva ética estructurada esencialmente en nociones, conceptos y actitudes de convivencia armónica, responsabilidad, austeridad, respeto, equidad, sostenibilidad y solidaridad.

El ser humano al interactuar con el conjunto de los elementos abióticos (energía solar, suelo, agua y aire) y bióticos (organismos vivos) que lo rodean puede influir negativamente sobre él produciendo efectos indeseados con consecuencias muchas veces irreversibles. Cuando ello ocurre estamos en presencia de un problema ecológico o ambiental.

Es muy importante entender, que actualmente existen más efectos del cambio climático y es cierto que en estos contextos es más notable el impacto sobre la salud del ser humano, que incluye la aparición de lesiones físicas y un aumento de las enfermedades diarreicas, el aumento de las enfermedades respiratorias y también se ha visto un incremento de las enfermedades psiquiátricas, como la ansiedad y la depresión.

Nuestro mundo no necesita una mirada pasiva hacia la alarmante realidad, hace falta una actitud humana más consecuente, responsable y sostenible que influya de alguna manera en la transformación del comportamiento actual sobre el cuidado del medio ambiente.
Revista Cubana de Salud Pública 2011; 37 (4): 510 – 518

“Si todos hacemos nuestra parte, podemos beneficiarnos a nosotros mismos y a este GRAN PLANETA en el que tenemos la suerte de vivir”, asegura Rinkesh Hukreja.

De que manera podemos ayudar, para modificar, aunque sea un poco, como un “granito de arena” para cuidar el medioambiente empecemos en casa, intentemos hacerlo todos, recuerden que el “ejemplo cunde”, ojala y así sea:

- Separa la basura, Reducir/Reusar/Reciclar: Si lo hacemos los adultos y enseñamos a los niños y si les explicamos porque lo hacemos, ellos también lo harán.

- Compra productos reciclados, usa productos que puedan reutilizarse. Hay muchos productos que se pueden usar varias veces para proteger la naturaleza. Por ejemplo, utiliza servilletas de tela en lugar de servilletas de papel. Además ya existe un simbolo para identificarlos y son: tres flechas verdes que forman un triángulo, en sus empaques.

- Cuidar el agua y apagar la luz. Parece obvio, pero no nos damos cuenta de la cantidad de veces que encendemos la luz de una habitación que no ocupamos. Reparar filtraciones, aprovechar al máximo la luz natural, para disminuir el consumo de energía.

- Evita dejar los aparatos enchufados. Recuerda que los aparatos que están apagados pero siguen enchufados consumen energía, por lo que es importante desenchufarlos. Cierra las llaves correctamente. Cuando no utilices el agua, cierra la llave y controla que no existan fugas.

- Manejar menos, caminar más. La contaminación en las grandes ciudades proviene en gran medida de los coches; utiliza el transporte público o comparte el automóvil con el vecino. Si vives cerca de tu trabajo camina.

- No tires basura. Aunque parece algo obvio, vemos a muchas personas que van por la calle o en su automóvil, tiran papeles, bolsas, chicles, colillas de cigarros o cualquier cosa que considerna basura, sin tomar en cuenta que el actuar así tiene un gran impacto en el medio ambiente.

- Lleva tus propias bolsas al supermercado. Cada vez son más los supermercados que venden las bolsas de plástico para evitar su uso y fomentar el reciclado. Llévate tus propias bolsas al supermercado y podrás utilizarlas varias veces.

- Aprovecha la luz natural. Para reducir el consumo de luz eléctrica, abre las ventanas y sube las persianas para que entre la luz del sol en tu casa. Los focos que utilices, deben de ser de bajo consumo de energía, se calientan menos, consumen menos energía, alumbran igual o mejor y duran más.

- Protege las fuentes de agua, en donde quiera que existan. Si están cerca o lejos de tu casa algún río, lago o el mar, no lances y no dejes basura en ellos. Tampoco debes de arrojarles bolsas o botellas de plástico, botes con pintura, aceite o productos quimicos, ya que estás provocando un daño enorme.

- Planta árboles. Los árboles producen oxígeno, previenen la erosión de los suelos controlan las inundaciones y son esenciales para la naturaleza, así que planta un árbol en tu casa o en la comunidad donde vives y con ello ayudarás a que el planeta sea un lugar mejor.

Los crecientes cambios en el entorno ambiental así como en la sociedad, conllevan a la necesidad de hacer una transformación de valores y un cambio de actitud.

Luchemos y busquemos la educación ambiental, la cual resulta vital para promover los valores morales, la convivencia armónica, la responsabilidad, austeridad, respeto y equidad, sostenibilidad y solidaridad en el cuidado del medio ambiente; debemos empezar con nuestros niños y continuar de forma permanente a lo largo de toda la vida del ser humano.

Dr. Ricardo Franco Hernández
Médico Pediatra Perinatólogo
Tel. (662)213 9494

<< Artículos